CONDA

menu

Twitter Facebook rss YouTube
english
menu
ofertas

CONDA S.A.

E-mail: alsa@alsa.es

Teléfono: 902 422 242

www.conda.es

Ochagavía

¿Qué ver?

OchagaviaOchagavía es la fotografía perfecta, esa que siempre queda bien; no importa ni el día ni la luz. Es la postal del Pirineo navarro con sus calles empedradas, sus cuidadas viviendas de tejados empinados y su río con un viejo puente medieval.

La iglesia de piedra, de la que sobresale una robusta y elegante torre, ofrece una interesante perspectiva que rompe la horizontalidad de una instantánea.

El paisaje de altas cumbres y profundos bosques completa una imagen en la que no deben faltar las antiquísimas danzas en honor a la Virgen de Muskilda.
El pueblo de Ochagavía está situado a 764 metros de altitud en el extremo más septentrional del valle pirenaico de Salazar, al noreste de Navarra. Rodeado de altas cumbres y extensos boques de hayas y pinos silvestres, es una de las localidades más pintorescas del Pirineo navarro por la arquitectura de su caserío y por su ubicación en la confluencia de los ríos Zatoia y Anduña, que a partir de este punto se denomina Salazar.

Unas pinceladas de historia 

En el siglo XI aparecen las primeras referencias a la villa de Ochagavía. Siempre fue el núcleo con más población del valle de Salazar, lo que le valió la consideración de "capital". Sin embargo, hoy en día, este cometido le corresponde a Ezcároz.

A finales del siglo XVIII, los franceses arrasaron estas tierras en una de sus incursiones hacia el territorio peninsular, pero la reconstrucción posterior en el siglo XIX trajo definitivamente calma a la villa.

Arquitectura pirenaica

El encanto de Ochagavía se debe en gran medida a la estampa que ofrece el pueblo con su puente medieval, sus estrechas calles empedradas y el cuidado caserío alineado en torno al río Anduña.

Las casas son de piedra, con tejados empinados a dos o cuatro aguas y trabajados dinteles y balcones. Entre ellas destacan los palacios medievales de Urrutia, Iriarte y Donamaría y algunas casas blasonadas de los siglos XVIII y XIX.

En cuanto a la arquitectura religiosa, cabe señalar la Iglesia de San Juan Evangelista, una obra con restos medievales y de los siglos XVI y XVII. En el exterior, el templo conserva el tejado de tablillas típico de las edificaciones salacencas hasta principios del siglo XX. En el interior guarda varios retablos renacentistas y barrocos.

Otra construcción interesante es el Santuario de Nuestra Señora de Muskilda, ermita románica del siglo XII, situada a cuatro kilómetros de Ochagavía sobre una colina.

CarbonerosTradiciones

La Navarra pirenaica cuenta con una joya que generaciones de salacencos han sabido conservar: las antiquísimas danzas de Ochagavía. Una excelente ocasión para visitar la localidad es el 8 de septiembre. En esta fecha se celebra la romería a la ermita de Muskilda.

Un grupo compuesto por ocho danzantes, ataviados con trajes típicos y acompañados por "el Bobo", danzante arlequín vestido de verde y rojo, bailan dos paloteados y una jota antes de sacar a la virgen en procesión. Todo un espectáculo que atrae a numerosos visitantes.

Deporte en los alrededores de Ochagavía

Si lo que busca en el entorno de Ochagavía es hacer deporte, está de enhorabuena. En época invernal, las pistas de esquí de fondo de Abodi-Salazar le permiten adentrarse en el corazón de Irati. El edificio de acceso se ubica en la antigua aduana de Pikatua, en la carretera de Larrau a 13,5 kilómetros de Ochagavía. Puede elegir entre cuatro recorridos, con una longitud total cercana a los 30 kilómetros, según el estado de la nieve, y con distintos grados de dificultad.

El Pico de Ori (2.021 m.) es la montaña más emblemática del valle de Salazar. Es una montaña fácil y muy agradecida. Su cumbre, a la que se accede en apenas una hora desde el aparcamiento situado en el alto de Larrau, ofrece unas excepcionales vistas sobre la Selva de Irati y los picos cercanos.

También puede realizar diversas rutas de senderismo: "camino viejo a Irati y Muskilda", "barranco de Otsate", "Ochagavía-Udi-Jaurrieta-Ezcároz" u "Ochagavía-Isaba". Si prefiere disfrutar de las pistas forestales del bosque de Irati, súbase a su bicicleta de montaña y marque su propia ruta.

Ochagavía cuenta con una Oficina de Turismo donde le informarán ampliamente de las rutas que puede realizar. Comparte el edificio con un Centro de Interpretación de la Naturaleza que ofrece diversa información sobre la vida y la naturaleza del Valle de Salazar y en especial de ese gran bosque que constituye la Selva de Irati. Desde el casco urbano, una carretera de 23 kilómetros que atraviesa la Sierra de Abodi le adentrará en un paraíso de hayedos y abetos.

Gastronomía

No olvide la exquisita oferta gastronómica de la villa y, por extensión, todo el valle. Deguste las migas, un plato pastoril a base de pan seco hecho en la sartén con grasa de tocino y longaniza. Pruebe la ternera y el cordero lechal, o la trucha a la Navarra, frita con jamón.

Otra posibilidad son las exquisitas setas, como los perretxikos en primavera y los hongos en otoño, o las piezas de origen cinegético, como el ciervo, el jabalí o la paloma. Termine con una cuajada o queso de Denominación de Origen Roncal y un pacharán navarro, muy digestivo.

Nieve

Información sobre nieve en Ochagavía aquíPincha aquí para saber más sobre nuestras excursiones

¿Cómo llegar?

  • Pamplona
  • Lumbier

¿Cómo llegar a Pamplona?

  • San Sebastián
  • Tudela
  • Soria
  • Aeropuerto de Barajas
  • Madrid
  • Zaragoza
  • Barcelona
  • Tarragona
  • Castellón
  • Valencia
  • Santander
  • Oviedo

Consulta aquí los horarios para llegar a este destino

Accesibilidad © Conda