CONDA

menu

Twitter Facebook rss YouTube
english
menu
ofertas

CONDA S.A.

E-mail: alsa@alsa.es

Teléfono: 902 422 242

www.conda.es

Tulebras

¿Qué ver?

Entre campos de regadío, a orillas del río Queiles y junto a las casas que conforman el pequeño pueblo de Tulebras, en la Ribera navarra, se encuentra el monasterio de Santa María de la Caridad, el primer cenobio femenino que el Cister fundó en España. Desde su construcción, en el siglo XII, se ha mantenido sin interrupción la vida monástica de las religiosas, que se encargaron de su restauración hace unos años. Monasterio de Tulebras

La búsqueda de la pureza y de lo imprescindible a través del despojo de cualquier adorno superfluo es norma del Cister y se cumple a la perfección en este monasterio. La iglesia, el claustro, el palacio abacial, el museo y los restos de una antigua torre romana son partes importantes del patrimonio conservado.

Recorrerlo en silencio le producirá una agradable sensación de serenidad y recogimiento, al tiempo que le permitirá descubrir una interesante colección de arte sacro.
El primer cenobio femenino de España, dedicado a Santa María de la Caridad, se fundó inicialmente en Tudela en 1149 con el nombre de Santa María de las Dueñas y en 1157 se trasladó a Tulebras, una localidad de apenas 100 habitantes situada a 3 kilómetros de Cascante. Su etapa de esplendor coincidió con el siglo XII y el declive llegó entre el XIV y el XV con la destrucción del pueblo por los castellanos, incluido el monasterio.

La visita al monasterio permite a los grupos conocer la iglesia y el museo. La iglesia cisterciense, del siglo XII, es de nave única y ábside semicircular con cubierta de bóvedas estrelladas, construidas en el siglo XVI en sustitución de las primitivas. Fíjese en una gran mesa de altar del siglo XIII y en la imagen de la Virgen de la Caridad, de estilo gótico (XIV), y en el exterior, observe con detalle la pequeña portada románica del lado del Evangelio.

El museo, situado junto a la iglesia, posee una interesante colección de arte sacro de los siglos XVI, XVII y XVIII. Entre los tesoros que guarda hay valiosas tallas, pinturas, retablos, mobiliarios y piezas de orfebrería, una pintura sobre la Santísima Trinidad, de Jerónimo Cósida, y el retablo pintado acerca de la Dormición de la Virgen, una curiosa y original manera de representar este pasaje bíblico.

Desde una pequeña ventana del museo, podrá contemplar el claustro, construido en el siglo XVI, que conserva bóvedas de crucería. El palacio abacial, construido en el siglo XVIII, de estilo barroco y con fachada de ladrillo, exhibe encima de la puerta principal un bonito escudo de alabastro.

Las religiosas guían la visita al museo, elaboran exquisitas pastas caseras que venden allí mismo junto con miel artesana y productos de cosmética natural.

¿Cómo llegar?

Conda ofrece conexiones desde:

  • Pamplona
  • Tafalla
  • Tudela

Consulta aquí los horarios para llegar a este destino

Accesibilidad © Conda